LA NOVELA BIZANTINA



La novela bizantina narra las fantásticas aventuras que vive una pareja de enamorados por lugares imaginarios y en un tiempo impreciso, hasta que consiguen volver a reunirse. Lope de Vega (El peregrino en su patria) y Cervantes (Los trabajos de Persiles y Segismunda) cultivaron este género en el siglo siguiente.



004949_0007_s.jpg



PARA AMPLIAR



Fruto de la evolución de dos novelas griegas Las Etiópicas y Leucipe y Clitofonte, las características generales de estas novelas están relacionadas con la rápida sucesión de episodios reales y fantásticos encadenados a lo largo de las aventuras y viajes por países exóticos que emprenden los protagonistas, que suelen ser dos amantes cuyo amor es sometido a peligrosas dificultades y cambios de fortuna en su largo peregrinar.
La evolución de la novela bizantina, de amor y aventuras, tiene como pilares básicos la Historia de los amores de Clareo y Florista (1552) de Alonso de Núñez de Reinoso, y la Selva de aventuras (1565) de Jerónimo de Contreras, El peregrino en su patria (1604) de Lope de Vega; y Los trabajos de Persiles y Segismundo (1617) de Cervantes.
N_BIZANTINA_9788470830211.jpg